Quién Soy?

Cuantas veces me habré hecho esta pregunta, esta y tantas otras que en aquel entonces, no encontraban respuestas.
Las duras experiencias de mi vida, el decir adiós en aquel instante que se repetia una y otra vez, me llevaron a un callejón sin respuestas.
Buscaba en el exterior alguna explicación, los porqué se sucedían uno tras otro, y como de costumbre la única respuesta era la incertidumbre, el sufrimiento y el miedo.

Mis pensamientos, mis palabras y mis actos creaban una vida no deseada. Crearon una vida en el fondo de un precipicio, donde lo único que fuí capaz de encontrar fue victimismo y un estado de perdición.

Algo ocurrió aquel día, por alguna razón comencé a cambiar mi percepción. El victimismo dió paso a la responsabilidad, comencé a ser consciente que era el responsable de crear mi propia vida, que los acontecimientos vividos no tenían un porqué?, sino un para qué?. Simplemente no había obtenido respuestas, porque las preguntas eran equivocadas.

Surgió en mi conciencia el aceptar que había un problema, y a partir de ese momento mi interior comenzó a pedir ayuda como nunca antes lo había hecho.
Por primera vez, busqué en el único lugar donde es posible encontrar las respuestas, en mi mismo.

A partir de ese momento, la vida me regaló las personas y las circunstancias que necesité para emprender ese maravilloso viaje hacia mi interior.
Comencé un duro pero maravilloso proceso de aprendizaje, de transformación y de cambio, el camino para el despertar de mi propia conciencia.

Ese proceso fué un renacer, un punto de inflexión, por primera vez conocí a la persona más importante, a esa persona que siempre permanecerá a mi lado, que me acompañará en cada instante de mi vida, YO.

Aceptarme, amarme y perdonarme me cambió, no podía cambiar lo ocurrido, ni cambiar nada ni a nadie, pero al cambiar yo, todo había cambiado.
Este proceso de transformación, de descubrimiento de quien soy y de quién quiero ser, aún continua y continuará siempre. Es un camino de aprendizaje constante, siempre al acecho de mi mismo, observando mis pensamientos, mis palabras y mis actos.
Es un proceso de creación, la creación de mi propia vida.

Hoy día solo puedo sentir gratitud, por todo lo vivido, por las personas que han estado y por las que están acompañandome en este momento. Soy quien soy gracias a todo ello.

La pregunta inicial era Quien Soy?, verdad?. La respuesta, ahora es muy sencilla.
Soy Yo…Norber Hernández.
Solo debo ser Yo mismo, amarme,respetarme y aceptar mi totalidad sin juicio. “Soy una parte del todo, y contengo lo que el todo contiene”, “Quiero ser, quien sé que puedo ser”.

Conciencia, transformación, aprendizaje y cambio se han convertido en una filosofía de vida. He decidido dedicar mi vida personal, mi vida profesional y toda mi dedicación a este proyecto.

Norber Hernández.
Proyecto: Conciencia y Cambio.
Coaching para la transformación.
Terapia Energética.
Conferencias.

Gracias por ser y estar.

IMG_8780568013262

IMG_435510273412

El Espejo de las Relaciones.

Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación de intemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre. Te sientes de maravilla, pero vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.

A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían.

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia.

La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente.

Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad.

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas. Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual. Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas.

Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales, omnidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros. Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito.

Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. Éste es el poder del espejo de las relaciones.

a href=”https://concienciaycambio.files.wordpress.com/2014/11/10599263_739678249435401_4213333435466410002_n.jpeg”>10599263_739678249435401_4213333435466410002_n

Qué es Reiki?

 

images

  • Reiki es una palabra sánscrita que significa REI, energía universal y KI, energía vital.

  • Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles:

  1. Físico: mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo,etc.
  2. Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc.
  3. Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc.
  4. Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc.

  • Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado.

  • También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.

  • La terapia Reiki pueden recibirla todos los seres humanos (adultos sanos, enfermos, embarazadas, niños y bebés), incluso también los animales y las plantas.
  • Es una terapia complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).
  • El método Reiki se basa en la creencia hinduista sobre los Chakras, que explicarían los estados de salud de los seres humanos. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos.
  • El reikista actúa como canalizador de la energía universal y su objetivo es re armonizar los planos físico, emocional, mental y espiritual. Ha sido oficialmente reconocido y recomendado* por la Organización Mundial de la Salud (OMS – WHO) por sus resultados positivos, por ejemplo es altamente recomendable una sesión de Reiki antes y/o después de una operación.

  • Actualmente existen muchas corrientes de Reiki y en cada una de ellas se enseña de una forma distinta, sin embargo en todas se canaliza la misma Energía Universal, de ello es que estas corrientes de Reiki actúan bajo el mismo principio.

*Cita del documento “Normative Guidelines on Pain Management (Geneva, June 2007 Report Prepared by: Prof. Neeta Kumar.)”